Naturaleza vs Cautiverio

delfines
  • En su estado salvaje, delfines mulares, orcas y belugas suelen vivir en grupos muy unidos de decenas de individuos de su especie y sus familias.
  • En los delfinarios viven en grupos artificiales y reducidos de animales de distintos orígenes, sin ningún parentesco y a veces de distintas especies. En ocasiones se tornan agresivos entre ellos así que se les administran hormonas y medicación para controlar estos comportamientos.
  • En la naturaleza establecen lazos estrechos entre sí, su vida se basa en las relaciones sociales y se ayudan cuando uno lo necesita.
  • En cautividad, los centros se intercambian a los animales. Viven entre extraños que pueden acosarse y, al no tener dónde escapar, se estresan y acaban con problemas que les pueden llevar incluso a la muerte. Las hembras preñadas pueden abortar también debido a este estrés.
  • En su estado salvaje cooperan entre sí para pescar y comparten comida; creando una fuerte conexión social entre individuos.
  • En los delfinarios sólo comen pez muerto y congelado por lo que necesitan suplementos de vitaminas -debido a esta dieta pobre en nutrientes. Debido a esta dieta también es común la deshidratación así que tienen que suministrarles agua artificialmente ya sea inyectada en el pescado, en forma de gelatina o como última opción insertando un tubo por su boca hasta el estómago.
  • En el océano reconocen su entorno a través de su sistema de ecolocalización y se comunican a través de complejas vocalizaciones. Algunas especies incluso disponen de idiomas y dialectos únicos para cada grupo.
  • En las piscinas vacías no usan su ecolocación porque no hay nada nuevo que descubrir y a veces, en algunos tanques las ondas rebotan en las paredes y les estresa. A menudo su entorno es tan ruidoso -a causa de la maquinaria o la música de los espectáculos- que afecta sus umbrales de percepción auditiva.
  • En su estado natural, estos animales nadan entre 65 y 160 km al día y pueden hacerlo a velocidades de hasta 25 km/hora las belugas, 40 km/hora los delfines, y 55 km/hora en el caso de las orcas. También se pueden sumergir hasta 90 metros de profundidad.
  • En los tanques de cemento, pequeños y poco profundos sólo pueden nadar en pequeños círculos y pueden caer en depresiones.
  • En la naturaleza los delfines mulares pueden vivir hasta los 50-60 años, las belugas hasta los 60-70 años y las orcas hasta los 70-90 – las hembras son más longevas que los machos.
  • En cautividad muchos mueren a muy temprana edad y la esperanza de vida de los que sobreviven puede reducirse a la mitad o más En los delfinarios los delfines rara vez viven más de 20 años, las orcas raramente llegan a la mediana edad y las belugas viven la mitad de lo que harían en libertad.
  • En la naturaleza son animales activos, de hecho cuando duermen sólo lo hacen con la mitad de su cerebro cada la vez y continúan nadando!
  • En cautividad, viven privados de variedad ambiental y se aburren ya que no tienen suficientes estímulos o ejercicio. Es común ver a los animales flotando letárgicamente en la superficie (comportamiento conocido como "logging").
  • En la naturaleza los cetáceos han demostrado capacidad de desarrollar culturas aprendiendo diferentes comportamientos, vocalizaciones y preferencias de alimento.
  • En cautividad viven imposibilitados de desarrollar sus comportamientos más naturales y son forzados a llevar a cabo comportamientos y posturas impropias durante los espectáculos.
Una iniciativa de:
SOSdelfines es miembro colaborador de: