Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Si continúas navegando, estás aceptando nuestra política de cookies. Pero puedes cambiar la configuración en cualquier momento. Más información

Aceptar

Noticias

SOSdelfines, presente en la jornada sobre un futuro Refugio para delfines en el mar

3 de junio 2016

El pasado 13 de mayo en Roma tuvo lugar un encuentro organizado por Marevivo, LAV y Tethys Research Institute, donde participaron diferentes entidades y personalidades que investigan y trabajan por el bienestar de los cetáceos, como PETA, Whale and Dolphin Conservation (WDC), Born Free Foundation, o SOSdelfines. También se invitó a directivos y trabajadores de algunos delfinarios.

En dicho encuentro no se habló solamente de la complejidad biológica del delfín, sus necesidades y cómo sufren la cautividad estos animales, sino sobre la inminente construcción de un Refugio para ellos en aguas italianas.


¿Por qué ahora?

Empieza a ser una necesidad urgente. En los últimos tiempos, con acontecimientos como el reciente cierre del delfinario de Särkänniemmi (Finlandia) y el anuncio de Seaworld de no permitir la reproducción de sus orcas, queda patente que se está produciendo un cambio, aunque lento, en la concepción de la sociedad sobre el cautiverio de cetáceos. Están surgiendo necesidades a las que hay que dar salida, como a los delfines de Finlandia o los delfines del delfinario de Rimini (Italia), que cerró en 2015, y cuyos delfines habían sido trasladados al acuario de Génova, aunque sus instalaciones llegasen al límite de capacidad, por ser prácticamente la única opción.

¿Por qué en Italia?

La península itálica se encuentra situada en el centro del Mediterráneo, con miles de kilómetros de costa.
Además de la creciente sensibilidad social, las autoridades italianas se muestran cada vez más afines a desarrollar nuevas políticas más restrictivas sobre la cautividad de delfines.

Se barajan múltiples emplazamientos candidatos, y aún se está debatiendo cual sería el más apropiado para cumplir los múltiples requisitos que debe tener un refugio para llevar a cabo su misión en condiciones, no solo con los animales sino con la población local.

Por otro lado, solamente en Italia, entre los años 2012 y 2015 se registraron 628 cetáceos varados.

¿Y qué se hace hoy día en el caso de varamiento de cetáceos vivos pero enfermos o heridos?

Su devolución directa al mar no es una solución, sino probablemente una prolongación de su agonía. Son animales que necesitarían unos cuidados y/o un proceso de rehabilitación que a día de hoy nadie está en condiciones de subministrar. Por otro lado, la eutanasia no se contempla legalmente en muchos lugares a no ser que se trate de animales con enfermedades muy graves e irreversibles.


Objetivos del Refugio:

  • Dar cobijo a animales que de otra manera no tendrían salida. Por un lado, (1) animales salvajes que han varado y necesitan tratamiento o rehabilitación antes de volver a ser liberados al mar con éxito (hélices de barcos, sónar de barcos de guerra, enfermedades, huérfanos…); animales cuya devolución inmediata al mar no es una solución puesto que acaban muriendo en muchos casos, no sólo porque no se ha tratado la causa de su varamiento sino por la necesidad de la protección grupal. Por el otro, (2) animales provenientes de la cautividad que o bien necesitan ser rehabilitados antes de volver a su estado salvaje, o que nunca podrán ser liberados con garantías de sobrevivir por sí mismos y, por lo tanto, necesiten un lugar donde pasar el resto de sus vidas de manera digna.

 

  • Educar y sensibilizar a la población en relación al respeto por la naturaleza. Crear consciencia sobre nuestra responsabilidad de cuidar y proteger el medio ambiente y la biodiversidad.


Además, podría cubrir otro tipo de necesidades como por ejemplo albergar estudios científicos sobre estas especies o el siempre dinámico fondo marino.
 


Legislación

La directiva europea de zoos EC/22/1999 aplicada a delfinarios, dice que tras el cierre de un zoo, el Estado Miembro debe asegurar que los animales implicados sean albergados en CONDICIONES APROPIADAS para su especie, pero cada estado miembro la aplica como considera. Ahora mismo la única opción para estos animales provenientes de la cautividad es moverlos de un delfinario a otro.


En relación a esto, a  pesar de que está prohibida la entrada de cetáceos en la UE para fines comerciales, estos trámites se maquillan con objetivos científicos para burlar la legislación. De hecho, ¡en los últimos años han entrado 15! Otro problema es que no hay un registro oficial europeo de cetáceos.

¿Cuándo sería una realidad?

No hay fecha definitiva. Se está trabajando en todas las vertientes del proyecto pero aún falta una mayor colaboración entre las partes implicadas y sobretodo una recaudación importante de recursos económicos para que se haga realidad, probablemente en un par de años.


El espíritu del refugio es rehabilitar y liberar a todos los animales que estén en condiciones y dar un retiro digno a los que no lo estén, como alternativa a una vida totalmente artificial en un delfinario o una muerte segura tras un problema sufrido en el mar. Por ello, una condición sine qua non es la NO reproducción de estos animales. Debe además tener capacidad de albergar visitas de forma responsable para promover el respeto hacia estos animales a estos animales y reforzar la empatía de los visitantes.

Como proyecto pionero, debe servir también como estímulo y guía para asentar las bases y crear estándares internacionales para otros futuros refugios y santuarios.
 

Una iniciativa de:
SOSdelfines es miembro colaborador de:

Política de cookies