Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Si continúas navegando, estás aceptando nuestra política de cookies. Pero puedes cambiar la configuración en cualquier momento. Más información

Aceptar

Noticias

El propietario de Rancho Texas se niega a dialogar con nosotros

25 de agosto 2016

El pasado 5 Julio, dos representantes de SOSdelfines y la Dolphinaria-Free Europe nos reunimos con el Cabildo de Lanzarote, el señor Pedro San Ginés, para tratar el asunto de la construcción de un delfinario en el zoo Rancho Texas Park.

 (Estado de las obras en Mayo 2016)

Hemos contactado en varias ocasiones con el señor Nicolás López, propietario del zoo, y nos ha respondido con negativas en cuanto a reunirse con nosotros e incluso rechazó la posibilidad de reunirse con la Dra Ingrid Visser el pasado Abril y de participar en la mesa redonda de las jornadas que preparamos en Mayo

Por lo tanto, y tras insistir al Cabildo en que el delfinario no se construya y cuestionarle sobre la calificación territorial que emitió, le pedimos que mediase para conseguirnos una cita con Nicolás, a lo que el señor Ginés accedió.

Hace unos días, y tras semanas de insistencia y de recordar al Cabildo el acuerdo al que llegamos, nos ha respondido diciendo que el señor Nicolás no quiere reunirse con nosotros.

El objetivo de reunirnos con él es el de dialogar ya que, a pesar de la evidencia científica que le hemos enviado en varias ocasiones en el que explicamos que a los delfines no se les puede garantizar un mínimo de bienestar cuando se les mantiene en un delfinario; no ha cambiado de parecer en cuanto a querer añadir delfines a su colección de animales. Tenemos varias propuestas incluso para que la empresa no pierda la inversión que ha hecho hasta ahora y que los trabajadores que están participando en las obras no se queden desempleados, alternativas que no implican la explotación ni mantenimiento de delfines en cautividad.  

En cualquier caso queríamos aconsejar a Nicolás, que, si sigue en su empeño y consigue llevar delfines a Lanzarote, ponga las medidas necesarias para que éstos no se reproduzcan, pues el negocio de los delfinarios cada vez es menos exitoso y seguramente dentro de unos años se verá en la necesidad de cerrar y dar una salida a sus animales. Cuantos menos delfines tenga en ese momento, más fácil será reubicarlos en algún santuario. Si en ese momento no hay santuario o plazas disponibles, será el responsable de garantizar durante el resto de sus vidas, el bienestar y salud de esos animales. Además, todo el proceso de reproducción en cautividad lleva asociado un estrés adicional para los delfines, que en la mayoría de ocasiones no saben cuidar de sus crías, no se les permite mantener la lactancia todo el tiempo que querrían y en demasiadas ocasiones se separa a las madres de sus crías. 

También queríamos aconsejarle que no realice espectáculos con sus animales, ya que no tienen ninguna finalidad educativa y enseñar a los animales a realizar comportamientos anti-naturales no tiene sentido alguno. 

Sabemos que el Rancho Texas es un zoo que está en decadencia, sus antiguas instalaciones y la poca afluencia de visitantes hacen que el propietario quiera buscar un reclamo nuevo que aflore su negocio. Creemos que el señor Nicolás está totalmente equivocado pensando que los delfines le harán rico, pues mantener a estos animales requiere de una inversión contínua, pues comen todos los días y los tanques necesitan electricidad y otras acciones de mantenimiento que son un gasto extra para el zoo. Por el contrario, las personas que visitan Lanzarote, turistas responsables y amantes de la naturaleza, difícilmente pagarán para ver a unos animales sufriendo cuando pueden observarles nadando libres en los alrededores de la isla.

Nos parece una muestra de debilidad y de cobardía que el propietario del Rancho Texas no quiera hablar del asunto cara a cara con nosotros, pero seguiremos nuestra campaña para evitar que más delfines sufran, en Lanzarote y en cualquier otro lugar.

#StopDelfinarioLanzarote

Una iniciativa de:
SOSdelfines es miembro colaborador de:

Política de cookies