Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Si continúas navegando, estás aceptando nuestra política de cookies. Pero puedes cambiar la configuración en cualquier momento. Más información

Aceptar

Noticias

Cayo Largo, una pequeña prisión en pleno paraíso caribeño

19 de septiembre 2016

El delfinario de Cayo Largo, Cuba, situado en playa Sirena, ofrece a los turistas, como otros centros de la isla, la actividad de baño con delfines. 

Durante 20 minutos, y por un precio desorbitado, sus delfines, Ulysis y Luna (Benny murió en 2013), se ven obligados a jugar con los turistas, que sostienen con su hocico o con sus aletas y a realizar comportamientos anti-naturales para entretener al público.

En este centro gestionado por la compañía Palmeras en asociación con Extrahotelera Enterprise, estos delfines viven prisioneros en un espacio de 50 x 20 m delimitado por redes que les separan de la libertad en el mar caribe. Algunos testimonios afirman que el estado de salud de estos animales deja mucho que desear e incluso que muestran heridas causadas por las redes al intentar escapar es esta prisión.

Poco a poco van aumentando la conciencia entre los turistas sobre esta terrible situación. Solo hace falta ver los comentarios recibidos incluso en páginas web como Tripadvisor.

¿Qué hacer ante esta situación?

Obviamente lo primero es evitar visitar este tipo de centros para seguir alimentando este negocio. Lo que promueve la existencia de la oferta de este tipo de centros, es la gran masa de turistas que pagan por la oferta de bañarse y “jugar” con estos maravillosos animales, en la mayoría de casos por desconocimiento. Por tanto, se debe educar al turismo en relación al sufrimiento que hay tras esta oferta de “ocio” y difundir esta situación.

Hay mucho trabajo por hacer y algunas asociaciones ya están trabajando sobre este tema como Aniplant o OIPA (International Organization for Animal Protection). En este enlace se puede firmar para instar al Gobierno Cubano a revisar estos centros y rescatar a los delfines.

No se trata de un caso aislado.

Cuba, con 11 millones de habitantes, recibe anualmente la visita de casi 4 millones de turistas en busca de un paraíso. Sin embargo no lo es para todos… Este pequeño país tiene otros 8 delfinarios en su territorio (en diferentes provincias):

La habana, Varadero, Playa Rancho Luna (Cienfuegos), Guardalavaca (Holguin), Santiago de cuba, Cayo Ensenachos-Cayo Santa Maria (Sancti Spiritus), Cayo Guillermo-Cayo Coco (Ciego de Ávila) y Cayo Blanco (Matanzas).

En muchos de ellos, además de realizar espectáculos circenses, los delfines están obligados a cargar con los turistas que han decidido desembolsar un dinero extra. 

 

Tags: Cuba Delfines
Una iniciativa de:
SOSdelfines es miembro colaborador de:

Política de cookies