Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Si continúas navegando, estás aceptando nuestra política de cookies. Pero puedes cambiar la configuración en cualquier momento. Más información

Aceptar

Noticias

Morgan está preñada

7 de diciembre 2017

En Loro Parque viven actualmente 6 orcas, 4 de ellas se trasladaron desde Estados Unidos, nacidas en cautividad, una (Adán) nació en Loro Parque y la sexta, Morgan, se trasladó con muchísima polémica después de que se encontrase sola, pero libre, en la costa holadensa en 2010 y fuese acogida temporalmente en Harderwijk. Su traslado se llevó a cabo con el permiso de las autoridades CITES bajo la condición de ser utilizada con fines de investigación. Desde entonces y actualmente, Morgan, de unos 11 años de edad, forma parte del espectáculo circense que Loro Parque ofrece a los visitantes a diario.

A pesar de que las orcas eran propiedad de la empresa Sea World y que ésta empresa había anunciado que sus orcas no podrían reproducirse más, en Noviembre se hizo público que Sea World cedía la propiedad de las orcas de Canarias a Loro Parque. Con esta nueva, Loro Parque y sus orcas quedaron exemtas de aplicar la normativa de no reproducción. Y parece que estaba todo bien cuadrado desde el principio: El diario online ElDia.es desveló el 3 de diciembre que Morgan estaba preñada. Loro Parque confirmó esta información dos días después.

La Fundación Free Morgan indicó en un comunicado en su página web que Morgan es una orca protegida bajo la ley de la Unión Europea y el convenio CITES, y por tanto, su uso para la reproducción es ilegal. Un primer embarazo, y a la temprana edad de Morgan puede resultar peligroso. Además, esta cría híbrida no contribuye para nada a la conservación de la especie. La cría nacida en cautividad estará condenada a pasar el resto de su vida sin conocer el océano. Sin embargo, es altamente rentable porque supone una gran atracción turística.

Desde Loro Parque, en respuesta al escrito de la FMF, expresaron que el acuerdo sí permite la reproducción de Morgan, y consideran que la reproducción es un comportamiento natural que no debería ser reprimido en ningún caso, aunque al mismo tiempo la cautividad está limitando otros comportamientos naturales y con los espectáculos fomentan comportamientos anormales para las orcas.

Es una noticia muy triste para las personas que entendemos que los delfinarios deben tocar a su fin cuanto antes, pues con cada nacimiento, se alarga por décadas el problema de los cetáceos en cautividad. Seguiremos luchando para que esto no ocurra, ni con orcas ni con delfines, y podamos ver pronto un mundo donde no exista ni un delfinario más.

#Stopdelfinarios

Una campaña de:
SOSdelfines es miembro colaborador de:

Política de cookies