Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Si continúas navegando, estás aceptando nuestra política de cookies. Pero puedes cambiar la configuración en cualquier momento. Más información

Aceptar

Noticias

El primer santuario para belugas se creará en Islandia

27 de junio 2018

El primer santuario de belugas en mar abierto del mundo se inaugurará en Islandia en marzo de 2019. Este santuario para belugas de Sea Life Trust ha sido creado en conjunto con la asociación Whale and Dolphin Conservation (WDC) y es el primero para cetáceos que han vivido en cautiverio. Se espera que el proyecto aliente a la rehabilitación de más cetáceos en ambientes naturales y que promueva el fin de los espectáculos de entretenimiento con animales marinos.

Little Grey y Little White- Foto de: Sea life Trust

“Este proyecto lleva años preparándose y es pionero en brindar una solución a cómo la industria del cautiverio puede transformar el futuro de los cetáceos cautivos” dijo Andy Bool, director del Sea Life Trust.

El santuario será el nuevo hogar de dos belugas hembra de 12 años de edad. Little Grey y Little White están actualmente en cautividad en el Changfeng Ocean World en Shanghai, donde realizan espectáculos para los visitantes. Las dos viajarán casi 10.000 kilómetros por aire, tierra y mar hasta su nuevo hogar en Klettsvik Bay, localizada en las Islas Westman de Islandia. En total, de China a Islandia harán más de 35 horas de viaje.

La recóndita bahía de Klettsvik mide 32.000m2 y cuenta con una profundidad de 10m. Fue elegida para proporcionar un ambiente sub-ártico más natural y hábitat silvestre. Curiosamente, es el mismo lugar en que se rodó la película “Liberad a Willy”.

La organización benéfica Sea Life Trust lleva seis años desarrollando el proyecto. "Little White y Little Grey han estado en el acuario desde 2011", explicó Andy Bool, director de la misma. "Todavía son relativamente jóvenes. Las belugas puede vivir hasta 40 o 50 años en la naturaleza. El objetivo del santuario es proporcionarles un hogar por el resto de su vida natural".

"Transportarlas es un proceso difícil y puede ser bastante estresante para ellas", reconoció Cathy Williamson, directora del programa End Captivity de WDC, "lamentablemente, la alternativa es dejarlas en su tanque de Shanghai y eso tampoco es bueno para su salud y bienestar".

El santuario ha recibido una donación de Merlin Entertainments y el apoyo de la cadena de acuarios más grande del mundo, SEA LIFE. También incluirá un centro para el bienestar de los animales y otro para visitantes.

Little Grey y Little White participan en un programa de entrenamiento especialmente diseñado por un equipo internacional de veterinarios y expertos en cetáceos para ayudarlas a afrontar el viaje que tienen por delante, como así también adaptarse y aclimatarse a las aguas del Atlántico Norte. Aun así, las belugas necesitarán un tiempo para adaptarse, ya que han pasado años lejos del agua profunda y sub-ártica.

A día de hoy hay más de 3.000 ballenas, delfines y marsopas en cautiverio en todo el mundo. Esperamos que estas sean las primeras de muchas belugas que pueden volver a disfrutar de una vida en estado natural. Recordamos que en el Oceanográfico de Valencia tres belugas pasarán allí su vida entera si nada cambia. ¿Te acuerdas de Kairo?

Fuentes: Independent UK, WDC, Sea Life Trust

Foto: Little Grey y Little White, de Sea life Trust

Una campaña de:
SOSdelfines es miembro colaborador de:

Política de cookies