Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Si continúas navegando, estás aceptando nuestra política de cookies. Pero puedes cambiar la configuración en cualquier momento. Más información

Aceptar

Noticias

El Zoo de Barcelona seguirá exhibiendo a sus delfines

16 de noviembre 2015

Ante la oportunidad surgida para descatalogar a los delfines de la colección del Zoo de Barcelona, el centro apuesta en cambio por modificar la gestión del delfinario para que un mayor número de personas puedan observar a los animales.

Ante la amenaza de la Asociación Europea de Zoos y Acuarios (EAZA) de expulsar al Zoo de Barcelona si éste no cumple con sus propios estándares mínimos antes del 2018, el parque anuncia una serie de medidas que SOSdelfines considera no mejorarán las condiciones de los animales. De hecho, según ex adiestradores de cetáceos, los cambios pueden suponer un mayor estrés para los mismos.

Según el comunicado publicado en la página web del zoo, a diferencia de hasta ahora que sólo se podía ver a los delfines en las 2/3 sesiones diarias de espectáculos, con los nuevos cambios se construirá una plataforma con capacidad para 100 personas de manera que el público podrá acceder de manera ininterrumpida a observar a los animales.

Los espectáculos dejan de llevarse a cabo puntualmente para adoptar un modelo de gestión, según el zoo de Barcelona, “continuado” en que los cuidadores seguirán mostrando las características de estos animales, sus actividades de entrenamiento y ofreciendo las explicaciones “como hasta ahora”. SOSdelfines se cuestiona si de esta manera el “horario laboral” de los animales se ve además ampliado.

El parque no indica si se pretenden ampliar las instalaciones tal y cómo se planteaban desde el centro en Marzo de 2014. Según declaraciones de los medios estas medidas se toman “en espera de las construcción de un delfinario más grande” pero no se especifican los plazos para este supuesto proyecto.

Desde el parque, no se menciona si continuarán los programas de cría en cautividad con los animales o si planean poner fin a la importación de ejemplares para mantener o aumentar su grupo actual. Estos dos puntos resultan inaceptables para SOSdelfines.

SOSdelfines lamenta que el Ayuntamiento de Barcelona no haya dado el paso de dejar de exhibir delfines, tal como ha decidido recientemente el Consistorio de Tampere, en Finlandia, que cerrará su delfinario en base a la creciente sensibilización contraria a la cautividad de cetáceos. Esta decisión hubiera sido aplaudida internacionalmente.

En la Unión Europea, Chipre, Eslovenia y Croacia han prohibido el cautiverio de cetáceos. Suiza ha prohibido su importación y la creación nuevos delfinarios y otros países, como Reino Unido, Noruega o Polonia, establecen unos estándares tan estrictos en cuanto a las condiciones que deben cumplir, que no existe ninguno. Otros países que no disponen de legislación al respecto, como Islandia o Austria, han denegado sin embargo permisos para su instalación.

Algunos medios equiparan esta decisión a la tomada recientemente por el parque SeaWorld de California. Sin embargo, este centro se ha limitado a declarar que dejarán de realizar actuaciones “circenses” con sus animales aunque siguen considerando saltar y salpicar a los espectadores como “comportamientos naturales”. Una modificación, nuevamente, insuficiente para el bienestar de los animales que seguirán siendo exhibidos y entrenados diariamente para estos espectáculos.

Al menos 32 delfines han muerto en las instalaciones del zoo de Barcelona -presentando una tasa de mortalidad mayor que en otros establecimientos. Los problemas implícitos en la manutención de delfines en cautividad (ambientes físicos y sociales antinaturales, altos niveles de estrés, inmunosupresión, imposibilidad de desarrollar sus comportamientos más básicos, etc.) se mantendrán a pesar de estas medidas.

 

 

Tags: Delfines
Una iniciativa de:
SOSdelfines es miembro colaborador de:

Política de cookies