Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Si continúas navegando, estás aceptando nuestra política de cookies. Pero puedes cambiar la configuración en cualquier momento. Más información

Aceptar

Noticias

Presentación en el Parlamento Europeo de la coalición Dolphinaria-Free Europe

1 de abril 2015

El 4 de Marzo, expertos de orcas y delfines de todo el mundo presentaron la iniciativa en el Parlamento Europeo para concienciar al público sobre la explotación de centenares de orcas y delfines cautivos en los 33 centros cautivos situados en 15 Estados Miembros de la Unión Europea.

La coalición Dolphinaria-Free Europe, que consiste en 19 ONG de 11 estados miembros, pide a los eurodiputados y a los gobiernos de los Estados Miembro que pongan fin a los espectáculos con delfines y aquellas interacciones con ellos en que se explota a los animales y se pone en peligro su bienestar.

Daniel Turner, Coordinador Político para Dolphinaria-Free Europe y representante de la fundación británica Born Free, comenta; “según nuestra perspectiva, la evidencia científica es concluyente. El mantenimiento de orcas y delfines en cautividad, donde se los entrena para comportarse de forma antinatural, no solo distorsiona las características de estos animales altamente inteligentes y sociales, sino que también afecta a su salud física y mental. Dolphinaria-Free Europa proporcionará una plataforma influyente desde donde la creciente preocupación y la evidencia científica se planteará ate las instituciones de la UE, para lograr que nuestra visión de una Europa sin delfinarios se haga realidad.” 

Keith Taylor, europarlamentario para el Reino Unido, y uno de los co-anfitriones del lanzamiento añade, “Apoyo plenamente la coalición Dolphinaria-Free Europe. Mantener encerradas a especies como orcas, delfines y marsopas los cuales están acostumbrados a nadar largas distancias, y obligarlos a vivir en piscinas – como entretenimiento público- es cruel. Negar a estos animales inteligentes el espacio y complejidad adecuados provoca que desarrollen comportamientos anormales e incremente su agresividad, como por ejemplo, el comportamiento mostrado en la película ‘Blackfish’. Esta es la razón por la que deseo ver el fin de la cautividad de cetáceos.“

En la UE, 32 de los 33 delfinarios son regulados bajo las leyes nacionales para zoológicos de cada estado donde están localizados y según Directiva EC 1999/22 relativa al mantenimiento de animales salvajes en parques zoológicos se exige a todos estos centros que se comprometan a la conservación de especies, la educación y a una mejora del bienestar animal. En un reciente informe encargado por ENDCAP titulado DelfinariosUna revisión del mantenimiento de orcas y delfines en cautividad en la Unión Europea y la Directiva EC 1999/22 relativa al mantenimiento de animales salvajes en parques zoológicos (WDC, Segunda Edición 2015) se destaca el hecho de que 15 de los 28 estados que tenían delfines cautivos en el momento de la publicación infringían lo establecido por la Directiva 1999/22 y no cumplían con las obligaciones previstas por la legislación nacional.

Marco Affronte, eurodiputado que copatrocinó el lanzamiento de la coalición dice: “El delfinario en mi ciudad de Rimini, Italia, acaba de cerrar ya que incumplía el reglamento nacional para parques zoológicos. No hay excusa, si los delfinarios no pueden proporcionar las necesidades físicas y psicológicas de orcas y delfines, no hay lugar para estas atracciones en la Unión Europea. Debemos promover la protección de estos animales en su estado salvaje, y no su encarcelación en cautividad.” 

La coalición Dolphinaria-Free Europe desafiará a la industria de delfines en cautividad en toda Europa: investigando malas prácticas; exponiendo incumplimientos; y buscando el cierre de centros con animales cautivos en los que se los explota como objetos para el entretenimiento en espectáculos sin sentido y actividades interactivas.

Bienestar de cetáceos en cautividad y su estado en la UE

PREOCUPACIONES POR SU BIENESTAR

  • Espacio restringido: Las mayores instalaciones donde se mantienen animales en cautiverio son una fracción pequeña del tamaño del hábitat natural de orcas, delfines y marsopas (conocidos comúnmente como cetáceos) (Tyack, 2009). Las orcas, por ejemplo, navegan más de 150 kilómetros en un día, mientras que el tanque más grande para orcas es de 70 metros de largo. Cuando se restringe el espacio para estas especies grandes, carnívoras y de grandes territorios, éstas desarrollan comportamientos anormales como aquellos repetitivos (llamados estereotipias) y agresiones (Clubb & Mason, 2003)
  • Entorno social limitado: Los delfines cautivos normalmente comparten los tanques con individuos con los que no están relacionados, de diferentes zonas geográficas o diferentes especies, por lo que se pueden producir una modificación de la dinámica de los grupos causando agresiones por dominancia y provocando heridas, enfermedades e incluso la muerte (Waples & Gales, 2002). En la naturaleza, la mayoría de las especies de cetáceos viven en grupos relacionados entre sí, o en manadas. Estos animales altamente inteligentes y sociales se pueden encontrar en grupos de 100 o más individuos.   
  • Calidad y complejidad del ambiente: Las instalaciones para animales cautivos no proporcionan un ambiente que simule un complejo  entorno marino. Algunos delfinarios (por ejemplo Bulgaria, Lituania y Bélgica) solamente proporcionan instalaciones interiores, sin luz natural y posiblemente sin suficiente circulación de aire. La mayoría de piscinas son de paredes lisas, pequeñas, y vacías de estímulos (Couquiaud, 2005).
  • Ruido: Se cree que la música alta y los sonidos frecuentes y repetitivos provocados por las bombas de agua y los filtros producen altos niveles de estrés en los cetáceos, los cuales dependen altamente de su sentido del oído (Couquiaud, 2005).
  • Utilización de tranquilizantes: En la industria de los delfines cautivos el Diazepam (Valium y sus genéricos) se utiliza para controlar los comportamientos estereotipados y la ansiedad, reconocidos como problemas comunes en delfinarios (Knight, 2013).
  • Muerte prematura: En las mejores instalaciones, los delfines nariz de botella en cautiverio pueden vivir tanto como los delfines salvajes, pero las cifras anuales de mortalidad siguen siendo ligeramente elevadas (5,6% vs. 3.9% la diferencia no es estadísticamente significativa) y en muchos centros por todo el mundo, son significativamente mayores, debido a que la pobre calidad del recinto y los cuidados contribuyen a problemas de salud (Small & DeMaster, 1995; Woodley, 1997); las orcas, por otro lado, tienen un mayor nivel de mortalidad anual en cualquier centro en cautividad que en su medio natural (6.2% vs 2.3%) (Small & DeMaster, 1995). Las belugas parecen vivir la mitad del tiempo en cautiverio que en la naturaleza, basándose en análisis de los anillos dentales (Stewart et al., 2006).

 

PREOCUPACIONES POR LA CONSERVACIÓN

  • Amenazas a las poblaciones salvajes: Las capturas de cetáceos salvajes para la industria cautiva continua siendo una amenaza para las poblaciones pequeñas y locales (Reeves et al., 2003; Fisher & Reeves, 2005).
  • Incumplimiento de la Directiva EC de Parques Zoológicos: Los delfinarios de la UE, quienes deben contribuir a la conservación de las especies, no están dedicando investigaciones científicas relevantes para beneficiar a las especies en la naturaleza y el poco éxito reproductivo en cautividad ha causado que la población de delfines cautivos no sea auto-sostenible. 

 

ESTATUS EN LA UE

  • Cifras actuales en Europa: Actualmente hay 33 centros de animales cautivos manteniendo un total estimado de 307 cetáceos en 15 Estados Miembros de la UE. España (11) e Italia (4) poseen la mayoría de las instalaciones. Las especies incluidas son el delfín nariz de botella (281 individuos aproximadamente), orcas (12 individuos), marsopas (11 individuos aprox.), belugas (2 individuos) y un delfín del río del Amazonas (Septiembre 2014).
  • Legislación de la UE: 14 Estados Miembros de la UE regulan los delfinarios a través de la legislación de la Directiva de la UE para Parques Zoológicos, que requiere el compromiso de estos parques a la conservación de las especies, investigaciones científicas, educación pública y el bienestar característico de cada especie. 5 Estados Miembros (Bélgica, Finlandia, Italia, Polonia y el Reino Unido) tienen estándares legales específicos para los cetáceos en cautividad. Actualmente en el Reino Unido, los altos estándares evitan la construcción de delfinarios en el país. Italia tiene unos de los mejores estándares, pero raras veces se cumplen. 
  • Estados sin delfinarios: 13 Estados Miembro no tienen delfinarios. Eslovenia, Chipre y Croacia prohíben mantener cetáceos en cautividad con fines comerciales, Hungría prohíbe la importación de delfines, mientras que Grecia ha prohibido todas las actuaciones de animales.

Más información de Dolphinaria-Free Europe en: http://endcap.eu/dolphinaria/free-europe/

Una iniciativa de:
SOSdelfines es miembro colaborador de:

Política de cookies